El Cañón del Río Lobos (Soria y Burgos, Castilla y León)

sábado, 21 de noviembre de 2015

Entrada de Ucero (Cañón del Río Lobos, Soria)
Mirador de La Galiana


Cañón del Río Lobos (Soria, España)
Entrada de Ucero


El Río Lobos (Soria, Castilla y León)
El Río Lobos


La senda del Río Lobos (Soria, España)
Lerma del Río Lobos


Cañón del Río Lobos (Soria, España)
Lerma del Río Lobos


Ermita de San Bartolomé (Cañón del Río Lobos, Soria)
Ermita de San Bartolomé


La Cueva de la capilla (Soria, España)
La Cueva Grande


Castillo de Ucero (Soria, España)
Castillo de Ucero


En el norte de Castilla proliferan lo que los geólogos denominan los karst, formaciones de caliza que han pasado por un proceso de erosión bastante característico en que parte de la roca se ha ido disolviendo por la acción del agua.

Estas formaciones propician multitud de cavernas, cañones, barrancos de paredes verticales y otros accidentes igualmente característicos. Y eso es lo que forma lugares tan maravillosos como el Cañón del Río Lobos, que empieza en la provincia de Burgos pero cuyo tramo más largo discurre por el territorio de la provincia de Soria, una de mis provincias preferidas de España. Es increíble la cantidad de cosas interesantes que hay en Soria y aún así la gente desconoce.

Para visitar el cañón hay tres accesos principales: el de Hontoria del Pinar por Burgos, y después por San Leonardo de Yagüe, desde donde se accede al Puente de los Siete Ojos, y el de Ucero, también llamada de la Galiana, desde donde se accede a la Ermita de San Bartolomé, quizás el monumento más conocido del Cañón.

A lo largo de este camino hay varios miradores, como el Mirador de la Galiana, antes de empezar la bajada hacia Ucero. Desde aquí hay una vista fantástica de la parte final del cañón.

La actividad más popular para los visitantes del Cañón es el senderismo, aunque también se recorren las numerosas sendas que atraviesan la zona en bici o a caballo. Para algunos de estos recorridos puede ser necesario pedir permiso en función de la época del año, el área que atraviesan o si se va a caballo. Conviene informarse en los centros de visitantes del Parque Natural.

En mi caso y por falta de tiempo accedí desde Ucero hasta la Ermita. Si se hace esto se puede aparcar gratis en el Centro de Visitantes, o avanzar un par de kilómetros hasta el aparcamiento que está al final de la carretera tras haber pagado un peaje de cuatro euros en una caseta a medio camino. No tengo ni idea de si este peaje es permanente o va en función de la temporada.

Desde allí se hace un pequeño paseo hasta la Ermita, y puedes hacerlo bien por una pista ancha de tierra o por senderos al lado del río, que me parece un paseo mucho más bonito.

Tras tres kilómetros más o menos se llega al templo, que se supone formó parte de un monasterio mayor del que se dice, no está claro, que fue erigido por la Orden de los Templarios. Es una construcción sencilla pero de gran belleza. Arquitectura hecha para durar.

Este edificio está situado en una pequeña elevación plana conocida como el Balconcillo del Río Lobos, desde donde se tiene una vista magnífica de la llanura fluvial, accidente geográfico conocido como "lerma", y de las paredes del cañón.

Estas paredes, además de lo bonitas que son, con sus colores ocres y rojos, son un tesoro para las aves de la zona, sobre todo para los buitres que han construido sus buitreras en las cavidades que la erosión ha ido abriendo en la roca. Un lujo para la vista.

Y hablando de estas cavidades, al lado mismo de la Ermita de San Bartolomé se abre la llamada Cueva Grande, que se puede visitar y es muy visitada por los turistas. Para estar a solas en ella tuve que esperar un buen rato, ya que había mucha gente yendo y viniendo.

La mayoría de los senderistas continuarán ruta desde aquí hasta el Puente de los Siete Ojos, trayecto que espero poder hacer algún día, porque lo poco que he visto del Cañón merecía mucho la pena.

Pero si no tenéis tiempo para ello, podéis hacer una rápida visita al Castillo de Ucero para desquitaros. Este castillo fue construido para guardar el paso del cañón, aunque por lo visto no intervino en episodios militares de importancia y acabó teniendo otros usos como retiro de los obispos del Burgo de Osma o prisión eclesiástica. Actualmente pertenece al Estado y me pareció que estaban haciendo algunas obras en él, supongo que para mantenerlo o restaurarlo parcialmente.

El Mapa
Rutas relacionadas